Desde hace varios años, muchas personas en Colombia y especialmente en Bogotá han encontrado un forma de inversión segura y solida, prestando dinero con hipoteca, esta forma de inversión no es muy conocida en todos los ámbitos, ya que muchos de  quienes invierten, guardan esta información para si mismos o sus familiares muy allegados, ya que algunos piensan erróneamente que si otras personas conocen esta forma de lucro, pueden convertirse en su propia “competencia”, creencia equivocada, ya que hoy en día hay una alta demanda de solicitantes con buenos prospectos para este tipo de negocios, entre otras, unas de las tantas razones que encuentran para aumentar su prosperidad, es que este es un negocio rentable que no demanda tiempo, ya que muchos de ellos normalmente trabajan en distintos sectores como empleados o independientes, también es interesante que desde el primer día en que se constituye la hipoteca, van cobrando intereses sobre el dinero que han entregado, y no necesitan un espacio físico como un almacén u oficina, ni dependen necesariamente de alguien para recibir su dinero, tampoco invierten en aparatos que pueden depreciarse como en la compra de maquinaria o vehículos de trabajo, nunca entregan su dinero a intermediarios, sino directamente al deudor y no tienen que confiar en una gestión de resultados inciertos, ejemplo de esto el la inversión en bolsa de valores, menos aun entregan su patrimonio a un tercero de la misma manera que cuando se arrienda un inmueble ya que muchas veces los inmuebles sufren deterioro y también en algunas ocasiones no es sencillo pedir que un arrendatario incumplido o poco cuidadoso, lo devuelva al propietario y en el peor de los escenarios, exigir que paguen los cánones, servicios públicos no pagos, o el desgaste que por su propia culpa sufre un inmueble.

Caso contrario a este tipo de inversiones es el préstamo con hipoteca, por lo general siempre que los intereses y el negocio pactado sea en unas condiciones favorables para el acreedor e igualmente al deudor, se cumple el pago de las cuotas y a un mediano plazo este ultimo restituye el dinero prestado, bien sea abonando al capital, o pagando la totalidad del dinero mutuado, de esta forma muchas personas no necesariamente prestan un capital muy alto, reciben sus cuotas de intereses con seguridad, salvo en muy contadas situaciones en las que se presenta incumplimiento,  sin embargo el dinero prestado y sus intereses están asegurados, ya que el bien inmueble sobre el cual se constituyó la garantía hipotecaria, presta el valor suficiente para asegurarse el pago del capital junto con sus respectivos intereses incluidos los moratorios, en caso de tener que cobrarlos en una instancia judicial, esta es una de las pocas inversiones o posiblemente la única, que no implica gastos para quien invierte, es por eso que  cada vez mas personas se acercan a nosotros para averiguar, e invertir su dinero, personas normales como profesionales que quieren que sus ahorros tengan una verdadera rentabilidad, amas de casa, pensionados y personas independientes, que en este negocio encuentran una verdadera alternativa  de inversión solida, real  y con muchas ventajas dentro del marco de la legalidad, que a su vez protege su patrimonio.